Recital de Poesía Gaviotas de Luz

Invitamos al recital de poesía “Gaviotas de Luz” En honor a Juan Bosch. El recital será realizado por: Radhis Curí, Teresa Garbí, Etnairis Ribera y Farah Hallal.  El próximo miércoles 6 de noviembre de 2019 a las 19 hs. en la sede del Centro Cultural juan Bosch.

 

BIOGRAFÍA DE LAS POETAS INVITADAS

Radhis Curí

 Radhis Curí nació en Santiago de Cuba. Por fuerzas del destino vive en Valencia desde hace veinte años. Es profesora de literatura. Ha publicado un poemario, La sombra y el ángel. También un breve ensayo sobre el destierro de poetas romanos de la Antigüedad y su relación con los exiliados contemporáneos. Poemas varios han aparecido en publicaciones de Valencia, Madrid y Nueva York. Ha sido finalista del Premio Azorín de Novela y actualmente trabaja en temas relacionados con la literatura de los siglos XVI y XVII en una de las sedes de La Sorbonne.

 

Otra vez el andén

Mientras leo Las flores del mal
un cisne descalzo y húmedo ha aparecido en el andén.
Es tan pálido y frágil
que derrota mi lectura.
Si pudiera llamar a su hombro…
qué simple sería en el centro de mi vida
y qué diferentes las tardes como estas
hechas especialmente para amar.
Sé que tiene en sus ojos
las cenizas de los míos
y que los busca
quién sabe para qué oscuras
o luminosas intenciones…
Pero estos son los días
en los que Baudelaire duramente verdece
y no hay estación más próxima
que la temible
inevitable
soledad
del alma.

 

Como para no escribir

La aurora boreal conduce mis actos.
El Calila e Dimna pudo haber sido escrito para mí.
Sé de memoria los atardeceres de las comarcas en guerra
(porque no acabarán las guerras).
Siria queda al sur de mi mano.
He soñado la poesía del año tres mil.
Podría amar.
Los discursos, la filosofía y los presagios
son formas de ganar la vida
o la muerte.
La utilidad de la esperanza
queda
tan sola
en una hoja
de papel.

 

Teresa Garbí

Teresa Garbí nace en Zaragoza. Estudia Filología Románica en esa ciudad. Simultanea sus estudios con el ingreso, como alumna libre, en la Escuela de Bellas Artes de San Jorge, en Barcelona. Trabaja en el Colegio Universitario de Huesca, en Institutos de Lérida y de Valencia, en la Escuela Superior de Arte Dramático de Valencia y en la Biblioteca Valenciana. Es Doctora en Filología Hispánica por la Universidad de Valencia. En 2013 funda la editorial digital Uno y Cero Ediciones, junto a Ángel y a Guillermo López García; Ana Miralles y Emilio Ruiz, Francisco Moreno Fernández y Sergio Gaspar.

OBRAS

Grisalla, 1981; Espacios, 1983; Alas, 1987; Cinco, 1988; La sombra y el pozo, 1993; El pájaro solitario anida tras el muro, 1997; Una pequeña historia, 2000; El bosque de serbal, 2001, traducido al italiano por Luna Sanfratello, Aracne Editrice, 2015; La gata Leocadia y La gata Leocadia en la granja, 2002; El regreso, 2005; Desde el silencio, nadie, 2007; Leonardo da Vinci: obstinado rigor, 2009; Sakkara, 2015.

Otras publicaciones: Mujer y literatura (ensayo), 1997. Versión literaria de Der Kaiser von Atlantis, de Víctor Ullmann y Peter Kien. Ópera representada en el Palau de la Música, en el Teatro Talía de Valencia y en el Festival Internacional de Música Contemporánea de Alicante. Valencia, 1999. La vida entornada. (Libreto para espectáculo en homenaje a Juan Gil-Albert). 2004. Edición de El caballero de Olmedo de Lope de Vega, 2004. “Consideraciones sobre la imagen de Leonardo”, Archivo de Arte Valenciano, nº XC; págs.: 63-68. Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, 2010. Edición de Romancero gitano, de Lorca, 2011.

 

Etnairis Ribera

Etnairis Ribera nació el 17 de febrero de 1949, en San Juan, Puerto Rico. A sus 15 años publicó sus primeros poemas en la prensa literaria. Su poesía ha sido traducida al inglés, francés y portugués, y publicada en diversas antologías y revistas de poesía puertorriqueña e internacional y dicta talleres de creación literaria. Actualmente escribe poesía, relatos, ensayos, y guiones para programas culturales televisivos y es Catedrática de Literatura Hispánica en la Universidad de Puerto Rico. 

Sus obras poéticas son: Wydondequiera, (1974); María Mar Moriviví, (1976); Canto de la Pachamama, (1976); El día del polen, (1981); Ariadna del Agua, (1989); Entre ciudades y casi paraísos, (1995); El viaje de los besosDe la flor del mar y de la muerte, (2000); Intervenidos (2003); Memorias de un poema y su manzana, (2005); y Los pájaros de la diosa. (2009). Colabora, además, con revistas como: Mester, Zona Guajana. Se ha presentado en Cuba, República Dominicana, Barbados, Nicaragua, Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, México, E.U., y España. En el 2006 fue galardonada con el Gran Premio Alejandro Tapia y Rivera de las Letras, de parte del Pen Club de Puerto Rico.

 

El puma

Antes de comenzar el camino de la vida, sueño con el puma.
Salgo de una aldea progresista, busco la salida.
Y allí, la vía de tren en medio demarca los mundos.
El camino lleva a la selva, que no es oscura, que se abre
como la más apetecible, encantada, invitante flor,
olor de diosa, de árboles y lianas, de sol y lluvia
donde se casan las brujas en soledad.
En soledad de una selva que vivifica, sigiloso el puma se acerca.
Su imponente espíritu ancestral me toca
y con su cabeza procura caricias, secretos, gemidos.
Sé que viene a despertar el canto perdido en la aldea
y con su tibia lengua bautiza mis manos, mis ojos, mi vientre, mi espalda.
y con su húmeda fuerza eleva mi energía a la cima.
Allí la danza es rito de nuestros cuerpos que ruedan por la tierra
Y sienten, como imán, la esencia penetrada.
Soy el puma y él la humana hembra.

 

La casa

El vacío de las sombras destechó mi cabeza
y la casa quedó dolida, suspendida en el asombro.
La casa, con cuerpo de hombre alto y acento del sur,
quedó tocada de ese rayo raro de locura,
insomne estancia del deseo,
brazo mordido de pasión, como medalla de guerra.
Sorpresa es la sombra, el vacío,
la cabeza que huye e intenta los más recónditos escondites.
Perseguida por la dolencia, mi cabeza está rota,
abierta al cielo, por donde se cuela alguna nube,
escindida en cuatro puntos cardinales y dispersa,
por la tempestad azotada, hecha polvo del tiempo,
disponible a cierta especie de muerte.
Mi cabeza destechada pulsa un desvarío.
¿Quién dijo, otra vez, que fue el amor?
El amor y su amante conflictivo,
enredado en la sombra de un vacío, lento rato vacío,
que dejó sin techo mi casa.

 

Farah Hallal 

(1975, Salcedo, República Dominicana).  Narradora, poeta, editora y animadora a la lectura y la escritura.  Premio Nacional de Literatura Infanto-Juvenil Aurora Tavares Belliard 2013. Premio dominicano El Barco de Vapor 2014. Dentro de sus publicaciones infantiles destacan: Sábado de ranas (Alfaguara Infantil, 2013) y (Loqueleo 2018). Un adiós para mamá (SM, 2014). Las gallinas son eléctricas (Editora Nacional, 2015). La caja de la esperanza (SM, 2016). El ave perdida (Fundación Propa-gas, 2017). Mi mariposa quiere volar (Fundación SM, 2017). Número Ocho (SM, 2019).

Dentro de los proyectos de animación a la lectura y escritura destacan «Cordón Umbilical» (Rep. Dom. 2014) con internas de Centros de Rehabilitación y Corrección auspiciado por el Centro Cultural de España en Santo Domingo y «Cordón Umbilical» (Valencia, 2019) a un grupo de madres, hijas e hijos víctimas de violencia en el hogar dentro de los programas de Federación de Mujeres Progresistas y Fundación Alanna. Así mismo, el proyecto con jóvenes nacidos en bateyes de Rep. Dom. despojados ilegalmente de su nacionalidad dominicana: «Nos cambió la vida. Memorias personales de jóvenes de ascendencia haitiana afectados por la Sentencia 168-13», proyecto auspiciado por el Centro Bonó (2017).  Actualmente vive en Valencia, España.

 

Punto 38

La hora tiene la boca de acero
y el alma de punto 38.
Lo vi claro en la sagacidad del buitre
mientras limaba su pico sobre la piedra.
Parecía medir en silencio
el lado más extenso de sus alas.
Preparaba su arma para punzar
el tiempo hundido en mi costado.
La hora tiene la boca de acero
y el alma vacila en su gatillo.
Lo supe antes de secarme la savia
que me corría por los huesos.
Para los fines espanto la neblina
con mantilla de mujer de poca fe.
La misma que usé para rezar
que el mundo no es redondo
y la sangre es blanco hueso.
De hojalata se cubre esta hora
y su piel desollada.
A mordiscos la lustró el grito,
un grito hueco y agonizante
un grito ahogado en acuarela,
en su andar de aleteo mecánico,
en su lengua que sueña
un beso de pólvora.

                                      (Borrándome, 2011)

 

 

Lengua Frankenstein

Batir el miedo hasta el cansancio
es el acierto de las cigarras.
Aun así, a un beso por segundo,
llega la boca que me salva
de una estocada en los ojos,
y del dolor saltando
por los charcos de la memoria
y del sabor a sangre en esta lengua
recién cosida por todas partes.
¡Ay mi lengua Frankenstein
cómo sabe que el día alcanza el fin
antes de asomarse al veinticuatro!

El canto de las cigarras
es ficticio. Aun así, ha muerto.
El fastidio es el nuevo formato:
doce horas limpiando mi espejo.
Allí piden auxilio otros pájaros
que se expresan con un instante
parecido al pío-pío de los polluelos
del backstage de mi infancia.

Él me besa.
Saltando de cicatriz en cicatriz
mi lengua inmóvil lo dice todo. 

                                            Coser el agua, inédito